La evaluación educativa. Aciertos y desaciertos

Pablo 30 Diciembre, 2014 0


30

Muchos parámetros han ido cambiando con el tiempo. Antes era bien visto que un niño fuera castigado cuando no era capaz de hacer sus labores de manera correcta. La pedagogía, tras muchos análisis e investigaciones, actualmente corrobora que los niños avanzan mejor cuando son premiados en vez de castigados. No se pretende con esto crear una cultura donde se impulse el ego de las personas a través de la educación, sino resaltar sus cualidades cuando hacen las tareas bien, y corregirlos con decencia cuando cometen errores.

Más que imponer ideas, los procesos educacionales deben incentivar el debate sano con los alumnos desde tempana edad. Es como brindarles la oportunidad de desarrollar su personalidad en todo su potencial sin sentirse jamás  cohibidos si opinan de una forma en vez de la otra. No es correcto hacer comparaciones indiscriminadas sobre la capacidad intelectual de los aprendices.

¿Cuál es el objetivo de las evaluaciones?

El avance de un alumno se mide a través de evaluaciones, cuyo estilo ha sido sancionado por los entes educativos correspondientes en la mayoría  de países. Sin embargo, si bien algunos elogian la metodología, habrá quienes acérrimamente sean detractores y hagan fuertes críticas. Por ejemplo hay personas que consideran obsoleto los exámenes, explicando que muchas veces a un estudiante le puede ir mal, pero eso no debe ser motivo para creer que el alumno sea un inepto.

En un aula, la evaluación busca medir el nivel de conocimientos que los alumnos hayan adquirido. La forma como se haga puede variar dependiendo de la materia, por ejemplo en tecnología importa más el esfuerzo sistemático del aprendiz que cómo haya terminado su proyecto. En matemáticas importa más que el estudiante domine el procedimiento que plantear un resultado que él no sepa explicar.

Búsquedas Relacionadas:

  • aciertos en la evaluacion